Existe Ayuda (Help Exists) Toolkit
skip navigationAbout the ToolkitGlossariesPresentationsToolsMessage From the DirectorRelated Resources

Message in English

mensaje del director

Me complace inmensamente presentar el Juego de herramientas Existe Ayuda, la colección muy esperada de recursos prácticos de la OVC, diseñada para proveedores de servicios para víctimas, trabajadores comunitarios de la salud, defensores, y otros que trabajan con víctimas del abuso sexual—o que planean hacerlo en el futuro. Esta publicación trata de una barrera importante para el acceso a asistencia para víctimas para las mujeres hispanas: la falta de servicios ofrecidos en su idioma nativo. El Juego de herramientas Existe Ayuda fue desarrollado para mejorar el acceso a servicios disponibles, así como para optimizar el acercamiento con la comunidad. Esperamos que el resultado sea servicios disponibles a más personas, culturalmente adecuados para víctimas que pertenecen a la población de crecimiento más rápido del país.

La necesidad de ocuparnos de las víctimas del delito de habla hispana con sensibilidad cultural existe hace mucho tiempo. En la década del 70, cuando comencé mi carrera en servicios de protección infantil a lo largo de la frontera entre Texas y México, obtuve un primer vistazo de la riqueza y la complejidad de la cultura hispanaasí como de algunos de los retos singulares que representaban proveer servicios cualificados y competentes a miembros de una comunidad vibrante que, hasta el presente, ha sido mayormente pasada por alto. Hace treinta años, en general, las agencias de servicios para víctimas predominantes no estaban equipadas para satisfacer las necesidades de víctimas de habla hispana. Inclusive actualmente, la población hispana carece de acceso uniforme a servicios culturalmente competentes para la prevención y el tratamiento de la violencia sexual en sus comunidades, a pesar de la enormidad de dicha necesidad.

La publicación de Existe Ayuda representa un paso importante para la OVC en apoyo a la labor realizada en el campo asociada a proveer servicios culturalmente adecuados a víctimas del abuso sexual de habla hispana. Ya en 1986, la OVC comenzó a diseminar recursos relacionados con el abuso sexual y lo sigue haciendo, pero aún existen brechas enormes y necesidades no cubiertas tanto entre víctimas hispanas como no hispanas de la violencia sexual. Este nuevo recurso, en desarrollo por Arte Sana desde 2003, fue creado con la amplia colaboración de proveedores de servicios de habla hispana experimentados de todo el país. Para asegurar que el juego de herramientas sea un verdadero reflejo de las necesidades de la diversificada comunidad hispana, los autores y sus asociados desarrollaron un enfoque uniforme e inclusivo al idioma español, de modo que sirviera de base para recursos específicos en el juego de herramientas. Arte Sana y sus asociados aprovecharon las mejores prácticas existentes para la atención a víctimas, aplicaron el enfoque de la cultura hispana, e hicieron una prueba piloto de los recursos resultantes con 29 agencias en 13 estados.

La necesidad de recursos culturalmente específicos como este juego de herramientas se ha vuelto algo cada vez más urgente. De acuerdo con el Buró de Censos, los hispanos son el grupo minoritario de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, y representan más de la mitad del crecimiento de la población de la nación en la última década. De hecho, la población hispana llegó a 50 millones de personas en 2010—o sea, uno de cada seis estadounidenses. Este crecimiento colosal ocurrió no solo en estados fronterizos como California y Texas, sino también en el centro oeste, el sur y otras partes del país. Se estima actualmente que casi un tercio de los estadounidenses serán de origen hispano en 2050. Claramente, los proveedores de servicios tienen una enorme necesidad de más recursos para comenzar a cerrar la brecha entre los atendidos y los subatendidos—o, como suele suceder demasiado frecuentemente—desatendidos. Como respuesta, el campo de servicios para víctimas debe ampliar su capacidad, de modo a proveer servicios lingüísticamente adecuados y culturalmente competentes a todas las víctimas del delito de habla hispana. De lo contrario, estas víctimas seguirán sufriendo desproporcionadamente debido a la violencia sexual y las consecuencias de la victimización. La comunicación eficaz es fundamental para mejorar los programas y servicios para víctimas. Además de la barrera importante que representan las víctimas que no hablan el idioma inglés o la falta de un traductor, muchos centros de crisis por violación y refugios para víctimas de la violencia doméstica no cuentan con defensores bilingües que los ayuden a conducir una comunicación eficaz a las comunidades hispanas.

Existe Ayuda representa la intención de la OVC de ayudar al campo a tratar de las necesidades no cubiertas de esta población creciente de víctimas/sobrevivientes. Debemos asumir el compromiso de atender a todas las víctimas de la delincuencia, lo que significa reconocer el paisaje cada vez más diversificado del país y realizar un esfuerzo sostenido para llegar a aquellas personas que aún no han cosechado los beneficios del movimiento de derechos de víctimas. Espero que este juego de herramientas les resulte valioso a todos aquellos que atiendan a víctimas del abuso sexual de habla hispana y a las comunidades hispanas. En el mismo, encontrarán recursos que los ayudarán a desarrollar y optimizar la respuesta de sus propias comunidades a las víctimas hispanas del abuso sexual, con herramientas específicas para optimizar la comunicación, mejorar los servicios, crear concientización pública y presentar a los proveedores de servicios, funcionarios comunitarios y otros las necesidades especiales de esta población.

Habiendo visto cuán enorme es esta necesidad temprano en mi carrera, los insto a hacer buen uso de este recurso importante para establecer o ampliar los servicios para víctimas a la población hispana de sus áreas. Nos complacerá recibir sus opiniones, así como sus ideas, sobre recursos adicionales que nos ayuden a todos a mejorar nuestra competencia cultural colectiva al trabajar con todas las víctimas de la violencia sexual.

El objetivo final de Existe Ayuda es estar a la altura de su nombre: Existe Ayuda. Usted puede ayudar a convertirlo en realidad en su comunidad.

Atentamente,

Joye E. Frost
Directora Interina
Oficina para Víctimas del Delito

Office for Victims of Crime
810 Seventh Street NW., Eighth Floor, Washington, DC 20531
The Office for Victims of Crime is a component of the Office of Justice Programs,
U.S. Department of Justice.
Office of Justice ProgramsOffice for Victims of Crime. Justice For Victims Justice for All.